23 junio 2005

Proyecciones astrales: ¿dentro o fuera de nuestro cerebro?

Rastreando la red de redes hemos encontrado esta asociación cuya pagina web no tiene desperdicio: la Academia Internacional de la Conciencia (www.iacworld.org/spanish). En la página de inicio podemos encontrar los objetivos de dicha asociación: “el estudio de la conciencia más allá del cerebro físico” “con especial énfasis en las experiencias fuera del cuerpo”. Se trata de la ciencia de la Concienciología que estudia la conciencia “así como sus manifestaciones tanto dentro como fuera del cuerpo”, y que “difiere de las ciencias convencionales debido a que su fundamento científico se basa en un nuevo y más avanzado paradigma filosófico: el paradigma conciencial, que considera la realidad como multidimensional.” Se afirma que “la tecnología moderna no tiene aún un grado de sofisticación suficiente que permita detectar, analizar, y estudiar las dimensiones más sutiles donde la conciencia puede manifestarse” de ahí que se requiera “que el investigador sea tanto científico como objeto de estudio, utilizando sus experiencias cotidianas, dentro y fuera del cuerpo, como experimentos de laboratorio”. Como se ve se trata de una nueva vuelta de tuerca a los argumentos clásicos de las pseudociencias. Es decir, se llama ciencia a algo cuyo método no tiene nada de científico, pero a la vez se la considera al margen de “la corriente científica principal”.

La Concienciología basa sus principios en los hallazgos obtenidos del estudio de las experiencias fuera del cuerpo (o proyecciones astrales), estudio que compete a la Proyecciología, subdisciplina de la Concienciología. Según se dice en la página web, aunque las proyecciones astrales son conocidas desde el antiguo Egipto, es partir de las últimas décadas del siglo XX que “se ha vuelto materia de investigaciones rigurosamente científicas”. Entiendo claro que no se refiere a los estudios que muestran como la estimulación focal de ciertas áreas de la corteza cerebral (corteza parieto-temporal) puede provocar la experiencia de abandonar el cuerpo de manera que puede ser observado desde una posición remota respecto a éste. Ni a los estudios clínicos de pacientes epilépticos o con migrañas describiendo episodios de estar viendo su propio cuerpo desde fuera de sí mismos. Todos estos estudios (revisados en Blanke y Arzy, 2005) sugieren que las experiencias fuera del cuerpo son ilusiones sensoriales complejas que resultan de un fallo por parte del cerebro en el procesamiento de la información sensorial de nuestro cuerpo y su posición en el espacio, lo que genera una alteración de la perspectiva visuo-espacial del propio cuerpo (alteración de la conciencia). Pero también demuestran que este tipo de experiencias anormales (que no paranormales) resultan ser fenómenos cerebrales que pueden ser investigados desde las neurociencias sin necesidad de recurrir a nuevos y no-tan-originales paradigmas.

Lupe

Olaf Blanke y Shahar Arzy. “The out-of-body experience: disturbed self-processing at the temporo-parietal junction” The Neuroscientist 11:16-24 (2005)

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Parece que nadie estuvo de acuerdo contigo, no veo comentarios... Pienso que para hablar de Proyecciones Astrales las tendrías que experimentar y luego me cuentas. Es como tratar de explicarle a un ciego de nacimiento los colores del arco iris, jamás lo entendería...

23 octubre, 2006 23:16  
Blogger AGRA said...

Estimado anónimo, difiero radicalmente de tu postura. De hecho el principal defecto (uno de ellos) de las afirmaciones paranormales es el utilizar como prueba la experiencia subjetiva (la anecdota, podríamos decir) sin hacer más análisis. No me cabe la menor duda que experiencia existe (es decir, que la sensación de estar fuera del cuerpo es experimentado por determinados individuos en determinadas circunstancias). Pero el siguiente paso es saber porque se produce esa experiencia. Una posible explicación es que exista un ente inmaterial llamémosle alma que abandona el cuerpo. Pero a continuación hay que aportar pruebas de dicha explicación. Otra explicación es la aportada en el apunte, que además de tener pruebas que la avalan, está en consonancia con todo lo que sabemos sobre el funcionamiento del cerebro (como que es la "sede" de la conciencia).

En fin, creo que la metafora de la ceguera debería aplicarse a la idea de ignorancia: no hay mayor ciego que el que no quiere saber. Desde aquí intentamos poner nuestro granito de arena en ayudar a los que quieren dejar de ser ciegos, entre los que me temo no se encuentra nuestro anonimo comentarista.

Lupe

24 octubre, 2006 13:28  
Anonymous Anónimo said...

hola:
Creo que cuando se hacen comentarios a cerca de un tema se debe tener primero la experiencia suficiente sobre el tema, teorías sin argumentos sólo nos hace navegar en tonterías. Quizás la ciencia nunca logre comprobar lo que son las proyecciones astrales, y la experiencias verdaderas que se pueden lograr. Me parece un poco iresponsable hablar sobre un tema desconocido. Algunos científicos asi como ducan de esto dudan de la existencia de DIOS. Son simples hombres queriendo jugar a ser DIOSES...

16 enero, 2007 14:30  
Anonymous Anónimo said...

Hola, he oido de tecnicas para lograr desdoblarse y salir del cuerpo físico (muchos sienten miedo a no volver), tambien de anecdotas de circunstancias extremas, de sin querer hacerlo lo han logrado, seria fantastico poder descubrir los mecanismos de este fenómeno, neuronal, fisiologico, etc, es intrigante.
Pero debe haber algun cientifico que ya ha realizado estas practicas para desarrollar antecentes mas claros, sin la necesidad de querer ser dioses.

06 febrero, 2007 18:01  
Blogger Emki said...

Hola; mi suegro tuvo una experiencia parecida, te cuento:
Sufrio perforación de ulcera gasrica, fué llevado de mergewncia al hospital, y en la espera falleció,(diagnostico medico) llevado a quirofano para rcp y el cuenta qué se vio en la camilla y vio a los medicos aplicando el rcp
según el, ya no sentia dolor, ni nada y ya no queria regresar, sintio un tiron y luego el dolor y ya estaba de vuelta, pregunta: qué pudo ser lo que pasó.
Saludos y excelente blogger.

17 noviembre, 2009 03:16  
Anonymous Anónimo said...

bueeno yo dare mi opinion, pero solo digo que me ha pasado dos veces..1 una vez en un coche cuando me quede dormido..(llevaba muchos dias apenas durmiendo 2 y 3 horas)de repente me quede dormido y no se digamso que desperte..pero no podia moverme no se si tenia los ojos entreabiertos o totalmente abierto la cuestion es que no podia moverme por mas que queria y eso me frustraba..yo tenia la suficiente consciencia como para saber en ese mismo momento eso que me estaba ocurriendo..por suerte o por casualidad me desperto mi novia que dormio conmigo en el coche gracias a un movimiento brusco de ella dormiendo..me desperte llorando, tembloroso, sudoroso..la 2 vez me paso en mi habitacion, esta ha sido las mas heavy de todas por que en esta ocasion si que senti como me desdoblaba, tb habia dormido muy poco dias anteriores seguidos...podia sentir y ver como me desdoblaba de mi cuerpo fisico y era consciente tambiende lo que me estaba pasando a la vez que me ocurria .sali flotando lentanmente y no se justo en cima de mi cuerpo me puse a dar vueltas sobre mi propio eje cada vez mas rapido...yo queria despertar pero no podia...intentaba mover mi cuerpo fisico pero no estoy seguro creo que solo me daban espasmos no estoy seguro del todo..otra vez mi novia me desperto fruto de la casualidad por un movimiento brusco sobre mi miestras ella dormia..he de añadir que he vi la pelicula INSIDIOUS que trata de esto en cierta medida, y no se si estaba paranoico y yo mismo me lo quise creer, no lo se...lo uncio que se es que estoy preocupado y que si me va a ocurrir mas veces quiero saber controlarlo y superar el miedo ese que me aterroriza..

14 junio, 2011 18:45  
Blogger Daniel Lapazano said...

Esta es la mía... Perdieron. Yo tuve un viaje astral estando despierto. Fue totalmente real. Existe una técnica, pero no es fácil. Requiere mucha perseverancia. Y no pude nunca más repetirla. Sólo se me dio una sola vez. Ustedes no pueden opinar sobre el tema porque ni están bien informados sobre el mismo y, mucho menos, han tenido un viaje astral. Lo lamento. Los viajes astrales (fuera del cuerpo) existen. No son productos de la mente. Si lo sabré yo que lo viví...

18 diciembre, 2012 07:36  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home