22 septiembre 2006

A veces percibo una presencia extraña


Todo transcurre en una vieja Facultad de Medicina de una famosa Universidad, prestigiosa en tiempos pretéritos, pero ahora sólo conocida por los sucesos inexplicables que allí parecen suceder. Sucesos que atraen la curiosidad de un investigador y una paciente:

Investigador: Dime, ¿sientes o percibes algo?
Paciente: Tengo la impresión de que alguien está detrás de mí.
Investigador: ¿Puedes explicarlo mejor?
Paciente: Es una persona joven, como una sombra que no habla o se mueve. Está justo detrás de mi espalda, casi pegado a mí, aunque no lo siento. Imitando mi posición. ¿Usted no lo ve, doctor?
Investigador: No. Pero, dime, ¿todavía lo percibes?
Paciente: Sí..., él está sentado y me rodea con sus brazos. ¡Esto no me gusta!
Investigador: ¿Estás segura?
Paciente: ¿Pero no se da cuenta, doctor? Está justo a mi derecha, e intenta quitarme los papeles que tengo en la mano. ¡Él no quiere que los lea...!

Un silencio. Y muchos misterios. De nuevo parece evidente que ahí fuera existen otros seres, tan reales como nosotros, que nos visitan, o incluso, que viven en mundos paralelos al nuestro, en otras dimensiones, fuera de lo que la cuadriculada y obtusa ciencia es capaz de interpretar como nuestro mundo real. Parece evidente...

Investigador: ¡Muchas gracias por tu colaboración! Los experimentos de estimulación eléctrica de tu corteza cerebral, área parietotemporal, han resultado muy interesantes y valiosos (Induction of an illusory shadow person. Nature, 21 Sept., 2006).

Tito

4 Comments:

Anonymous Pedro Gimeno said...

En dos palabras, in presionante.

Si el trabajo es correcto y sincero (que viene a traducirse en replicable), es la repera. ¡Experimente sus propios fantasmas! Puede incluso que más de uno pagara por experimentar eso que en otras personas sucede de forma espontánea, y no por ningún poder paranormal, precisamente.

-- Pedro Gimeno

26 septiembre, 2006 13:02  
Blogger AGRA said...

Sí, es realmente interesante el hecho de que algo tan fundamental como "la conciencia de uno mismo" (algo que suena a metafísica, Dios, exoterismo, unión con el cosmos, etc ), me refiero a la comprensión "real" de mi yo en el mundo físico, tenga de alguna manera, una localización relativamente restringida en nuestro cerebro (y natural). Los investigadores relacionan estos efectos de la estimulación con algún desbarajuste en la integración de la información propioceptiva (información del estado de nuestro propio cuerpo). Hay un comentario a este artículo en Nature, 20 de Septiembre.

Sensaciones extrañas, fantasmas y espíritus..., sería interesante saber si la sugestión colectiva o debida a un entorno "propicio" podría ser capaz de producir este tipo de desbarajustes en estas áreas cerebrales de manera fisiológica...

Tito

26 septiembre, 2006 20:42  
Anonymous Anónimo said...

de hecho no son desvarajustes ni nada creado por la imajinacion son reales como usted y yo por que yo siento lo mismo bueno casi sentir sombras serca es angustiante imas por que no se pueden ver yo tengo dos una atras y la otra al lado derecho pero la de atrs da miedo y no encuentro esplicasion alguna

02 enero, 2007 22:43  
Blogger Javi Puerta said...

Es real para los que lo percibimos, asi sea invisible para ti que no lo percibes y mucho menos lo ves. Hace 9 meses estas perturbaciones comenzaron a aparecer en mi vida. Inicialmente sufri una cisis emocional negativa muy alta, 9 meses despues trato de comprender y analizar el porque sucede. Igual no quiero tener esto mas conmigo y existen por lo leido y escuchado , rituales para cortar ese plano paranormal. Simplemente existe , pero no todas las percepciones de las personas.

30 noviembre, 2014 04:11  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home