01 septiembre 2005

El poder curativo de la mente ... y la homeopatía


En un reciente estudio en la revista médica The Lancet se concluye que los beneficios clínicos de la homeopatía son consecuencia del efecto placebo (resumen). Es sorprendente que se sigan gastando recursos en investigar si la homeopatía es o no es eficaz, teniendo en cuenta la carencia absoluta de fundamentos de dicha “terapia” (o mejor dicho, lo acientífico de los fundamentos expuestos por los defensores de la homeopatía). Pero bien pensado, y retomando uno de los apuntes anteriores, una prueba a favor de la existencia del efecto placebo en la clínica es ciertamente el hecho de que individuos que toman medicamentos homeopáticos puedan presentar mejorías en los síntomas de sus patologías. Al fin y al cabo, en los ensayos clínicos de nuevos fármacos, la composición de los productos utilizados como placebo (control) es idéntica a los productos homeopáticos: excipientes autorizados sin ninguna traza de ningún principio activo.

El editorial de la revista The Lancet no muestra ninguna ambigüedad: “The end of homeopathy” (El final de la homeopatía) es el título. Discrepo completamente de dicha conclusión basada en los resultados del estudio que publica la revista. La “fe” en la eficacia de la homeopatía y de otras mal llamadas “terapias alternativas”, como cualquier otro tipo de “fe”, es inmune a cualquier análisis racional y científico. Así el Secretario de la Federación Española de Médico Homeópatas ha declarado que "Los estudios estadísticos de la medicina convencional no pueden valorar la eficacia de la homeopatía [...] Nunca hay un medicamento (homeopático) para una sola cosa. Se podría dar un mismo medicamento para el asma o para un problema depresivo." (El País, 30/8/2005). Se comenta por si solo.

Buena prueba de lo que he dicho anteriormente es el reciente anuncio de la Clínica Mayo de un estudio (presentado en un reciente Congreso médico) realizado en un grupo de 50 pacientes de fibromialgia en el que la acupuntura es más eficaz que la falsa acupuntura en reducir algunos de los síntomas de la enfermedad. Desconozco como se realizó dicha falsa acupuntura, pero los autores del estudio comentan que los pacientes no podían decir que tipo de acupuntura recibían. Hay muchas razones de tipo metodológico (como el reducido número de pacientes incluidos en el estudio) que podrían explicar los resultados, pero lo sorprendente como he dicho antes, es que dichos estudios se realicen. A lo sumo serían justificables para demostrar que estas “terapias alternativas” son capaces de “inducir un efecto placebo” en aquellos pacientes susceptibles a beneficiarse de él. Esto podría ser razón para aconsejar su uso a corto/medio plazo. Pero creo que en la en la línea en la que habría que trabajar e invertir recursos es en la mejora del trato personalizado a los pacientes, aspecto bastante olvidado en la moderna (y masificada) medicina “convencional”. O como ya dijo Johnson en esta bitácora, de lo que se trata es de fomentar el “efecto mimo”.

Lupe (y su bronceado veraniego)

8 Comments:

Blogger AGRA said...

En relación con el "efecto mimo" es interesante echar un vistazo a este apunte de la neurobitácora PsychNotes sobre un estudio publicado en Annals of Family Medicine en el que se evalua si ser tratado con dignidad tiene efectos positivos sobre los pacientes. También es interesante echar un vistazo al Editorial de la revista sobre el mismo estudio.

Lupe

07 septiembre, 2005 23:30  
Blogger AGRA said...

El artículo de Lancet sobre la homeopatía está dando mucho que hablar en los medios de comunicación generales y también en los especializados. Hoy mismo se puede leer en El Global (http://www.elglobal.net/portada02.asp)(periódico de información sobre medicamentos) un artículo periodístico titulado "La osadía de comparar homeopatía y alopatía" (http://www.elglobal.net/articulo.asp?idcat=24&idart=166100).

Los homeópatas se defienden basándose en que cada paciente responde de forma distinta a un mismo remedio homeopático. Recordemos aquí que eso mismo ocurre con cualquier intervención terapéutica y que por ello precisamente se hacen estudios con muestras amplias de pacientes.

Además, comentan los homeópatas que la eficacia de los productos homeopáticos no puede ser evaluada bajo los mismos parámetros que la eficacia de los medicamentos. Admitiendo que hay múltiples problemas metodológicos a la hora de estudiar la eficacia de cualquier intervención, reconozcamos que el ensayo clínico doble ciego y de asignación aleatoria es el mejor método que conocemos para hacerlo. Es con este método con el que se toman decisiones acerca de las mejores intervenciones a aplicar a un enfermo. Este argumento me resulta demasiado familiar … me recuerda a cierto dragón en el garaje que conocemos en esta bitácora (consulta las anotaciones de abril de esta bitácora).

En fin, en todo caso, seamos abiertos y esperemos nuevos estudios y resultados. Parece que el Departamento de Salud de Cataluña está promoviendo la realización de un estudio sobre los efectos de la homeopatía en pacientes oncológicos. En todo caso, lo razonable, a la vista de los resultados actuales, es concluir que no existen pruebas suficientes a favor de que la homeopatía sirva para algo (atención, no digo que sea eficaz o no, sino que no existan indicios suficientes para pensar que lo sea).

Cupri

(por alguna razón no he podido incluir los hipervínculos directamente, por eso escribo las direcciones en internet)

13 septiembre, 2005 14:55  
Blogger AGRA said...

Todo esto de la homeopatía es tan absurdo. Ahora mismo estoy pensando en su fundamento: diluciones "infinitas" de un compuesto que suponemos con cierta actividad biológica. Pero si lo diluyes mucho no hay nada, nada..., es decir NADA, ningún compuesto biológicamente activo... ¿vamos a estudiar el efecto del agua? Quizá sí sobre la presión arterial o sobre la función renal... pero NO como tratamiento definitivo del asma, alergia o cáncer. ¿"Memoria" del agua? ¿Cómo eso cura el asma? Es como confiar en los efectos curativos del agua del riachuelo que pasa por Prado Nuevo (El Escorial) porque allí se aparece la virgen. Y que conste que yo, como buen escéptico crítico, que no dogmático, estoy abierto a nuevas ideas y tratamientos, y a intentar dilucidar si hay algo de verdad en ellas... pero la homeopatía... tendría sentido estudiar si existe algún efecto positivo en mirar fíjamente a alguien durante 20 min todos los días (o de rezar por su curación). Supongo que hay que decidir cómo se invierte el dinero en investigación clínica (debate que reconozco muy, muy complicado)pero estudiar, básicamente, el efecto del agua ... La homeopatía resulta si cabe más absurda si se tiene en cuenta lo que se sabe ya acerca del efecto placebo ¿No se podría invertir todo ese dinero en potenciar la investigación acerca del efecto placebo? (incluyendo dinero para investigadores... dicho sea de paso) Se matarían dos pájaros de un tiro. ¡Se matarán pronto!

Tito

14 septiembre, 2005 19:56  
Anonymous Anónimo said...

sd

27 noviembre, 2006 21:29  
Anonymous Anónimo said...

La osadía de las opiniones que se leen aquí es preocupante. Es una lástima que la ignorancia no duela un poquito, para tener que tomarse alguno de esos medicamentos científicamente procesados en laboratorios farmacológicos con sus patentes en regla, que además de hacer ricos a sus fabricantes dejan secuelas en los organismos, que es el problema principal de no ser simples "placebos": al margen de curar -o no curar- muchas veces provocan otros trastornos. Claro, así se puede seguir consumiendo más y drogándose legalmente, que es de lo que se trata.

Por cierto, durante años padecí una alergia que en sus momentos álgidos me llevaba al servicio de urgencias del hospital donde me atiborraban de antihistamínicos con sus consecuentes efectos secundarios...
Se me acabó curando con un tratamiento homeopático que no dejó secuelas y además no dolió nadita :)

Salud, que es lo que hace falta.

07 mayo, 2007 12:50  
Anonymous Anónimo said...

Al último anónimo:
¿se te acabó curando con untratamiento homeopático... o se te acabó curando sóla?
Se me ocurre otra pregunta mejor: ¿las enfermedades que no existen, se pueden curar o tratar?.
La respuesta es no, pues sólo depende de la mente que las creó inicialmente el que se puedan curar. Es por esto que se curan "sólas".

Repito:
El único motivo de que la homeopatía esté en auge es que da mucho, pero mucho dinero a la industria farmacéutica y sólo practicando la publicidad del autobombo en unos cuantos incautos que no sepan nada, nada de medicina, se consiguen muchos muchos ingresos: Esto sí está demostrado.

23 enero, 2008 02:20  
Anonymous Beatriz Recio said...

Yo no estoy ni a favor ni en contra de la homeopatía ni de la medicina convencional. Cada cual debe tener la opción de elegir de qué manera curarse. Ahí debe de estar también la libertad y la consecuente responsabilidad de cada uno.
Ciertamente, la medicina convencional posee fórmulas efectivas contra algunas enfermedades pero también, muchas de ellas tienen efectos secundarios muy peligrosos, casi más que la enfermedad para la que se prescribieron.
Además, muchos medicamentos patentados se las han visto para poder demostrar mejores efectos que el efecto placebo.
Si el efecto placebo es capaz de activar nuestros mecanismos de autocuración sin dejar indeseables efectos secundarios, me parece acertado tratarse de esa manera.
También entiendo que no nos parezca bien que se anuncien terapias que no han demostrado ser mejores que el placebo, como una panacea (eso puede pasar en homeopatía...) Pero por el momento, son las leyes del mercado las que gobiernan todo... Y farmaceútica es igual la homeopática que la convencional.. sólo se preocupan por sus ingresos.
salud!

01 septiembre, 2011 14:23  
Anonymous Anónimo said...

Es realmente extraño que en la era de las nanotecnologias, del atomo ,de las partïculas, todavia encontramos personas dudando sobre las altas diluciones homeópaticas. (Claro cuanto mas gordo es el medicamento mas efecto tiene!!)
Es una lastima que la medicina moderna haya olvidado la medicina griega de Hipócrates basada sobre las similitudes al igual que la homeopatia. En fin. Es lo que hay.

22 noviembre, 2011 16:52  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home