24 abril 2007

Líbranos Señor de tu moral patológica



1 Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí.
2 Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.
3 Y Abraham se levantó muy de mañana, y enalbardó su asno, y tomó consigo dos siervos suyos, y a Isaac su hijo; y cortó leña para el holocausto, y se levantó, y fue al lugar que Dios le dijo. (...)
9 Y cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, edificó allí Abraham un altar, y compuso la leña, y ató a Isaac su hijo, y lo puso en el altar sobre la leña.
10 Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo.
11 Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí.
12 Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.(...)
16 y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo;
17 de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.(...)
Génesis 22:1-19


¿Ahogaría usted a su hijo para salvar a un grupo de personas? Si hacemos el esfuerzo mental de situarnos en dicho contexto, esta pregunta supone un conflicto moral muy serio. ¿Es “bueno” sacrificar a una sola persona para salvar a un grupo? Quizá sí. Pero, ¿y si esa persona es su hijo? No cabe duda de que en este último caso la mayoría optaríamos por salvar a nuestro hijo. ¿Egoístas? ¿Y si alguien optase por lo contrario? ¿Qué pensaríamos de él? Supongo que, en principio, quedaríamos impresionados. ¡Alguien capaz de sacrificar a su propio hijo con el noble fin de salvar la vida de un grupo de personas! Admiraríamos su conducta moral como fiel reflejo de la divina condición humana. Condición que nos permite diferenciar el Bien del Mal y guiar así nuestra vida por el camino correcto. Altruista y bondadoso. A buen seguro que Dios estaría orgulloso de él, como lo estuvo de Abraham. Sí, probablemente pensaríamos eso..., pero hay un pequeño problema. Y es que optar por sacrificar a nuestro hijo en un dilema moral como el mencionado es antinatural. En otras palabras, alguien que toma esa decisión... ¡está enfermo!

Según el último trabajo del grupo del neurobiólogo Antonio Damasio y publicado en Nature, sólo los pacientes con una lesión en un área específica del cerebro, la corteza prefrontal ventromedial (ver figura), contestarían afirmativamente al conflicto moral planteado (“sacrificar a un hijo...”). Sin embargo, estos sujetos son capaces de resolver adecuadamente (comparado con los controles) otro tipo de conflictos morales fuera de la esfera personal y, por tanto, con menor contenido emocional. Los juicios morales requieren la combinación en nuestro cerebro de operaciones emocionales y racionales. Según los autores, la corteza prefrontal ventromedial estaría implicada principalmente en los juicios morales que requieren un alto contenido emocional. Como ya hemos mencionado en otras anotaciones, la corteza prefrontal juega un papel clave en el juicio moral, en diferenciar lo que está bien de lo que está mal (léase, contexto biológico). De nuevo, estos estudios de investigación en el cerebro muestran que la conducta moral humana no pertenece a la esfera de lo sobrenatural, de lo divino. Aquellos en los que la función de esta área del cerebro esté alterada tendrán un juicio moral distorsionado, incoherente con la función natural (biológica) del cerebro en la que prima la supervivencia. ¿Hay algo más importante que la descendencia?. La mala noticia es que nunca podremos ser como Abraham... ¡Estamos “diseñados” para ir al infierno!

Tito

Adenda (15/7/2008): Comentario en Nature del articulo por Chris Frith (Feeling right about doing right). Otro comentario en Nature con respuesta de los autores (Do abnormal responses show utilitarian bias?).

16 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Muy interesante, pero creo que el trabajo de Damasio no considera el contexto cultural, del que depende la religión. La cultura es determinante en el comportamiento del individuo. Resolver "asépticamente" el conflicto moral que plantea la investigación, sin la consideración del referente cultural, introduce un sesgo importante en dicho estudio. Habría que tenerlo en cuenta, creo yo.
Saludos cordiales,
José Luis

24 abril, 2007 21:01  
Anonymous Iván said...

Muy interesante sin duda, pero creo que el apunte que hace Jose Luis es bastante importante, somos animales racionales, no somos solo instinto, somos tambien raciocinio y ese viene dado por la educacion tanto familiar como social, por lo que no es muy dificil pensar sociedades donde este dilema moral quizas no lo fuese para ellos.

25 abril, 2007 00:20  
Anonymous escopio said...

Muy buena entrada. No he podido evitar relacionar lo escrito por Tito con el comportamiento de algunos personajes de "Sunshine" (2007). Creo que no puedo contaros más sin destriparos la peli...

25 abril, 2007 00:53  
Blogger Brainy said...

El apunte es realmente interesante por lo que comenta Tito al final de la entrada: alteraciones en el cerebro modifican la conducta moral. Y ahí no hay condicionantes culturales que valgan. Lesión-alteración en la moral. Y no hay más.
Otra cosa es el diseño, que creo que se ha establecido conforme a la moral occidental. Probablemente podrían diseñarse experimentos similares para otras culturas que no compartan este criterio de moralidad. El experimento muestra datos en una cultura determinada y con unos condicionantes culturales determinados, pero eso no le resta credibilidad a los resultados. Los resultados Son los que Son.

Por otro lado, el post también creo que apunta al tan manido libre albedrío y la responsabilidad de las acciones.¿En qué medida afectan estos resultados a la responsabilidad de las acciones? Puede que no estén diciendo que no somos tan libres para actuar como pensamos.

Un último comentario, influido por El gen egoísta: si el dilema propuesto hubiese implicado la muerte de nuestro hijo pero con ello poder salvar a tres hermanos o a nueve primos, a lo mejor nuestra decisión hubiese sido diferente.

25 abril, 2007 10:07  
Anonymous Bruno said...

Pues yo creo que en este caso la cultura es irrelevante. Existe algo denominado *naturaleza humana* que incluye la posesión de un gran interés por la vida de los propios hijos. No hay ninguna cultura en todo el planeta donde la idea de obtener un bien a costa de matar a un hijo (un hijo sano, con una posibilidad razonable de llevar una vida satisfactoria) no resulte moralmente problemática.

La religión de los cartagineses les incitaba a sacrificar bebés a los dioses, pero esta costumbre ya no se practicaba en la época en que nació Aníbal. El motivo de que los cartagineses terminaran por abandonar ese rito religioso era precisamente que iba demasiado en contra de la naturaleza humana.

25 abril, 2007 16:41  
Blogger AGRA said...

Yo pienso que habría que discutir en primer lugar qué entendemos por "cultura". Los autores del trabajo (si a alguien le interesa se lo puedo enviar en pdf) indican que los juicios morales son una combinación de factores emocionales y racionales. La cultura, entendida como la experiencia que hemos tenido a lo largo de nuestra vida en un ambiente dado creo que va a influir en ambos factores.

Pero lo importante es que ese balance emoción/razón tiene que ver con el funcionamiento de áreas específicas de nuestro cerebro (cuya función a sido moldeada a lo largo de nuestra vida..., y de la evolución) y no con una serie de normas morales "superiores" (religiosas) en algunos casos ajenas a nuestra biología.

Tito

25 abril, 2007 19:32  
Anonymous Iván said...

Desde luego el tema es muy interesante y el debate/charla mas aun :)

26 abril, 2007 02:31  
Blogger Jose Pepe said...

Y que tal de la salud mental de aquel que se le ocurre plantear tal dilema?? Cómo dice el título de la entrada: Libranos!

26 abril, 2007 03:44  
Anonymous Bruno said...

Tito, sin duda la cultura influye en nuestros juicios morales. Lo que intentaba decir es que el amor hacia la prole constituye una emoción humana tan fuerte que ninguna institución cultural que vaya abiertamente en contra de dicho sentimiento puede durar mucho tiempo. De ahí que en los últimos siglos ningún pueblo haya practicado el sacrificio ritual de sus propios hijos.

Estoy de acuerdo en que la capacidad para formular juicios morales es un producto de la evolución, igual que la capacidad para realizar operaciones aritméticas. Ahora bien, así como existen verdades matemáticas, también existen verdades morales. Algunas personas con el cerebro dañado son genios matemáticos, de modo que no me sorprendería que haya personas con el cerebro dañado que sean genios morales.

26 abril, 2007 17:02  
Blogger AGRA said...

Estoy de acuerdo en que hay juicios morales muy "biológicos" difícilmente modificables por la cultura... Más bien la evolución cultural otorgará un valor moral a determinadas conductas instintivas (ejem, el incesto).

Me gusta la idea de los "genios morales"...¿Era la madre Teresa un genio moral? ¿Y Mahatma Gandhi?
Su calidad moral es reconocida por todos. Son dignos a imitar. Aunque luego nadie los imita, obviamente.
¿Hay que ser un "genio" para ir al cielo?

Tito

26 abril, 2007 18:59  
Anonymous Bruno said...

La moral de Teresa de Calcuta era demasiado irracional para resultar aceptable. Ella era una fundamentalista católica que comulgaba al cien por cien con la ideología reaccionaria del Vaticano. En sus hospitales para moribundos había prohibido radicalmente el uso de analgésicos fuertes, a pesar de que algunos moribundos necesitan ese tipo de fármacos para calmar sus enormes padecimientos. Como buena católica integrista, la madre Teresa creía que el dolor purifica y acerca a Cristo.

En diversas ocasiones, Teresa de Calcuta hizo comentarios siniestros del tenor siguiente: “a Dios le gusta que haya pobres”. Estos comentarios son coherentes con su apoyo a la dañina campaña papal contra el uso de preservativos y contra el derecho al aborto, pues mientras los países del tercer mundo no limiten su desorbitada natalidad el suministro mundial de bocas hambrientas estará asegurado.

Gandhi es un mejor modelo moral que Teresa de Calcuta, pero su pensamiento estaba contaminado por la irracionalidad hinduista, lo cual le llevaba a oponerse, por ejemplo, a la vacunación.

Cuando hablo de “genio moral” me refiero a alguien con talento para razonar en materia de moralidad. En realidad, esa persona ni siquiera necesita ser excepcionalmente bondadosa; basta con que tenga una gran capacidad para descubrir qué acciones son las moralmente correctas en cada circunstancia, aunque luego pueda faltarle fuerza de voluntad para llevarlas todas a cabo.

En mi opinión, un genio moral es el filósofo ateo Peter Singer, catedrático de bioética en Princeton. Singer es considerado por muchos como el fundador de la ética aplicada. Según voces autorizadas del Vaticano, Singer se ha ganado a pulso el ingreso en el infierno eterno.

27 abril, 2007 17:00  
Anonymous Anónimo said...

La idea del abordaje cultural tiene que ver con la pertinencia en cada contexto en las cuales se han visto sacrificios, estos orientados a ofrendar vidas por otros, en otros terminos protegerse a si mismos y consigo mismos, en fin el tema da para más porque lo cultural es transversasl en este dialogo y permite disuadir responsabilidades de quien toma la decisión de ofrecer algo suyo y querido.
Los aymaras tambien ofrendaban a sus seres más queridos, pero el fin era la preservación de los quedaban, no?
León Quispe

30 abril, 2007 02:49  
Blogger Viper said...

La desconexión entre el córtex prefrontal y sistema límbico es un indicador determinante en la conducta amoral y carente de toda empatía, rasgo típico en la conducta psicopática. Y las progresivas evidencias científicas sobre el capital peso de la configuración genética nos lleva a poner sobre la mesa una (de muchas)pregunta del estilo: ¿en qué medida somos libres?...y más allá: la ponderación genética en la aplicación de las leyes e imposición de penas.

En cualquier caso, un tema polémico y muy interesante.
Un saludo a todos!

06 mayo, 2007 02:20  
Anonymous Anónimo said...

tito: ¿tu eres español verdad?
¿conoces extorsión que en la guerra civil le hicieran los rojos al general moscardo, pidiendole que rindiera el alcazar con todos sus cadetes, oficiales, suboficiales, soldados, y familias, etc, a cambio de no ejecutar a su propio hijo a quien lo habian secuestrado?

¿conoces que el general moscardo le pidio a los rojos hablar telefonicamente con su hijo y que cuando este le refirio la exigencia roja de rendir el alcazar a cambio de su vida, el general le contesto "hijo encomiendate a cristo y grita viva españa" o algo similar?
¿para la historia de tu pais, quienes serian los enfermos?
mucho me temo que de acuerdo al criterio que expresas, el general moscardo ý otros que han sacrificado todo por tu españa,han sido unos enfermos, mientras que tanto esos rojos asesinos, como hoy dia la eta, los narcos y las farc, al-kaeda, etc. deben ser para ti lo mas sano de la humanidad.

09 febrero, 2008 01:06  
Blogger AGRA said...

Anonimo, aparte de no haber entendido una palabra del apunte se te ve el plumero al contar como real uno más de los mitos de la historia de la guerra civil introducidos por la propraganda franquista. ¡qué te aproveche!

Lupe

PD: No me mireis asi, si sabiais que no iba a poder contenerme.

10 febrero, 2008 23:40  
Blogger Francesc said...

Así que unos lo dieron todo por españa -¿te refieres a los que hicieron un golpe de estado contra un gobierno legítimo y impusieron 40 años de dictadura?- y los otros son unos asesinos?? Que yo sepa en la guerra participaron dos bandos...

A tu pregunta: sí, el general moscardó (si tu cuento fuera real) sería un enfermo.

A la comparación de los "rojos" con Al-Qaeda...por su fanatismo religioso, por su fundamenatlismo y por su ideología, Al-Qaeda es más parecida a los "nacionales".
Por cierto, al tipo de falacia que has utilizado se la llama "culpable por asociación"

Finalmente, el caso de Abraham es peor que el ejemplo que tito pone, no? No me parece que Abraham obtenga ningún beneficio.
Hay que tener una fe realmente patológica para asesinar a tu hijo por que te lo dice una voz...claro, que hay que ser un dios muy sádico para pedirle eso a un creyente...por suerte es una fábula

13 marzo, 2008 18:18  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home